lunes, 10 de diciembre de 2012

Mascarillas Caseras para Hidratar la Cara

Para hidratar la cara, que más fácil que preparar una mascarilla casera, rápido y sin costo alguno. Además de mantener el presupuesto mensual, las mascarillas hechas en casa nos ayudan estar tan hermosas como nos lo merecemos.
Estar siempre guapas ya no es cuestión de dinero, sino de voluntad. Con las recetas y consejos que te dejo, no tienes ninguna excusa para relucir una cara limpia, luminosa e hidratada.

Recetas de mascarillas caseras para hidratar la cara

 

 Mascarilla con aceite de olivas 


-          1 cucharada aceite de olivas
-          1 cuarto de limón
-          1 cucharadita de miel
Preparación
Se combinan todos los ingredientes y después se aplican en la cara. Después de 15 minutos se lava suavemente la máscara con agua tibia y se seca la piel con una toalla suave.
Esta mascara tiene un efecto astringente e hidratante y se puede utilizar tanto para una piel seca como para una piel grasa.

Mascarilla casera hidratante, con leche


La leche es un recurso excelente para aportar a la piel el calcio y el magnesio que necesita y no puede ser asimilado de otras maneras. También es uno de los productos con renombre para sus efectos estéticos, y ha sido utilizado con mucho éxito por las mujeres más poderosas de la tierra.
-          Una taza de leche
-          1 cucharadita de miel
-          3-4 gotas zumo de naranja
Preparación
Se pone la miel en un vaso con leche tibia, se añade el zumo de naranja y se mezclan hasta que la miel quede disuelta. Se extiende sobre la cara mojando un disco de algodón en la leche y masajeando suavemente la piel.
Se deja 20 minutos y después se lava la cara con agua tibia y un paño suave. El efecto que tiene es hidratante y dejara la piel suave y reluciente.

Mascarilla casera con melocotón para hidratar la cara


El sabor y las vitaminas del melocotón se pueden disfrutar también a través de la piel de tu cara y no solamente por la boca. Prepárate para descubrir una excelente mascarilla casera para hidratar la cara que lleva limón y brandy.

Ingredientes

-          1 melocotón bien madurito
-          1 cucharada de brandy

Preparación

Se lava, se limpia y se pela el melocotón y la pulpa se pasa con un tenedor. Se mezcla el brandy con la fruta y se aplica en la cara donde se mantiene durante 20 minutos aproximadamente. Se quita la mascarilla con agua fría pero no del frigorífico.
La finalidad de esta mascarilla es de hidratar, revigorar y limpiar la cara en profundidad. Te dejara una extraordinaria sensación de suavidad.

Mascarillas caseras con yema de huevo para una cara bien hidratada


Otro ingrediente que se encuentra bastante a menudo en los productos de belleza es el huevo. Utilizando solamente la clara o la yema, como también junto, el huevo es muy benéfico en los tratamientos de la piel. Esta vez vamos a utilizar solamente la yema de huevo para hidratar nuestra cara.

Ingredientes

-          1 huevo
-          1cucharada de leche en polvo
-          Media cucharada con miel

Preparación

Después de lavar el huevo se separa la yema y después de batirla un poco con un tenedor se mezcla con la leche y la miel. Se sigue mezclando hasta obtener una composición densa que se extiende por la cara.
Se deja como 15 minutos y después se lava la cara con agua tibia. Se seca la cara con un paño suave pero sin frotar la piel. Esta mascarilla casera te dejara la cara limpia, hidratada y con la piel tensa.

Mascarillas Caseras Para El Acne

Si queremos utilizar las mascarillas caseras para escapar del acné, primero deberíamos entender lo que es y cuáles son las causas que provocan la aparición del acné. 

Denominada científicamente Acne Vulgaris o cystic acné, es una probablemente la enfermedad más común para la piel humana. Sus características son diferentes de persona a persona y pero en general puede aparecer como unos puntos negros o blancos, en forma de pápulas, granos y no raras veces en forma de nódulos o cicatrices.

El acné puede ser causado por el bloqueo de las glándulas sebáceas que son responsables de la secreción de sebo, o por la obstrucción de los poros debido al polvo, micro partículas que se encuentran en el aire, como también por la culpa de las células muertas que obstruyen los poros de la piel. También es una afección muy a menudo encontrada en la adolescencia (pubertad), debido a la actividad hormonal de este periodo de la vida, cuando el cuerpo está cambiando hacia el estado de adulto.

Ahora, que sabemos cuál es el problema del acné y que lo provoca, podemos buscar unas mascarillas caseras para el acné adaptadas a nuestro tipo de piel como por ejemplo: mascarillas caseras para la cara grasa, mascarillas caseras para la piel seca, mascarillas caseras para una piel sensible, mascarillas caseras para hidratar la cara, etc…

Recetas de mascarillas caseras para el acné


Mascarilla casera con manzana para tratar el acné


Ingredientes

-          ½ manzana (si es una manzana grande, con un cuarto nos bastaría)
-          1 cuchara aceite de almendras (no es difícil de encontrar en los comercios)
-          ½ melocotón
-          ½  tomate
-          30 ml. Leche

Preparación

Se lavan las frutas y el tomate, se pelan y se corta el trozo que vamos a utilizar. Con un tenedor se aplasta la pulpa hasta obtener un puré denso (el resultado será mejor haciéndolo con la batidora). Se añaden el aceite de almendras y la leche y se echan a fuego pequeño, mezclando continuamente hasta que la composición se transforma en una cremita. Se deja enfriar y se extiende sobre la cara. Se deja 20 minutos y después se lava la cara con agua tibia.

Esta mascarilla es muy barata, se puede preparar en casa con bastante facilidad y el efecto que tiene sobre la piel es maravilloso, dejando la piel limpia de grasa y de puntos negros.

Mascarillas caseras con miel y yogur para el acné


Otra mascarilla que lucha muy bien contra el acné es la que veremos a continuación. Todos los ingredientes son naturales, baratos y los encuentras en cualquier cocina. 

Ingredientes

-          2 cucharas soperas con miel
-          1 limón
-          2 cucharas con leche fresca (se encuentra en cualquier supermercado)
-          1 cuchara de yogur natural (el griego es el más indicado si no podemos procurar un producto bio)

Preparación

Primero, tenemos que sacar el zumo del limón con una licuadora y se mezcla con todos los otros ingredientes hasta obtener una pasta homogénea. 

Empezamos aplicar la pasta en una capa fina sobre el rostro y cuello. Esperamos que se seque y extendemos otra capa sobre la primera repitiendo la aplicación 3- 4 veces. Dejamos actuar como 10 minutos más y después lavamos con agua tibia. Secamos la cara con un paño suave y enjuagamos bien la cara con agua fría. 

Esta mascarilla casera para el acné limpia muy bien la cara, teniendo en su composición el ácido cítrico del limón que además tiene efecto astringente sobre la piel, el yogur es un producto con alta capacidad de hidratación y la miel tiene propiedades antimicrobianas y antioxidantes. 

Es una excelente mascarilla casera para el acné que te dejara la piel nítida, brillante, y luminosa.
Disfruta al máximo de todas las mascarillas caseras que encuentras aquí y recuerda: ninguna es dañina para tu piel.

Mascarillas Caseras Para Manchas De Acne

Muy a menudo, el acné nos deja manchas en la piel de nuestra cara, manchas que nos hacen sentir un explicable malestar, cuando se habla de belleza. Como la cara es la parte del cuerpo más expuesta a las miradas de los otros, la queremos tener en condiciones y mantenerla tensa, radiante y limpia. 

A continuación te dejo unas efectivas recetas de mascarillas caseras para quitarte las manchas de acné, de la cara.

Mascarillas caseras para manchas de acné, con aloe y miel


La mascarilla casera con aloe es un excelente producto para cuidar y currar las manchas de acné de la cara.

Ingredientes

-          1 cuchara con jugo de aloe vera (también se encuentra como pasta de aloe)
-          1 cuchara de miel (muy indicada la miel orgánica, sin conservantes artificiales)

Preparación

Se van mezclando los dos ingredientes hasta obtener una composición homogénea y que se extiende en la cara, cuello y cualquier otra parte del cuerpo afectada por las manchas de acné.

Mascarilla casera con quelpo para quitar las manchas de acné


El quelpo o Kelp es un alga marina con propiedades de hidratación y desintoxicación, y por su alto contenido de minerales ayuda mucho en la tonificación de la piel siendo también un buen exfoliante.

Ingredientes

-          1 cuchara de quelpo (se encuentra en polvo)
-          1 cuchara de jugo de aloe
-          1 cuchara con miel

Preparación

Se mezclan bien todos los ingredientes, hasta obtener una pasta y se deja reposar unos 10 minutos. Después, aplicar en las zonas afectadas y dejarla actuar 15 minutos. Lavar con agua tibia y secar la piel con una toallita muy suave pero presionando sobre la piel no frotándola. Enjuagar otra vez la cara con agua fría después de 10 minutos. Recuerda que no debes utilizar el jabón cuando intentas eliminar las manchas de acné. El agua es suficiente.

Miel y harina de avena para las manchas de acné


Conocemos las principales propiedades de la miel sobre la piel y si le añadimos harina de avena estas propiedades se van amplificando, y contra las manchas de acné, la batalla está ganada.

Ingredientes

-          3 cucharas de miel
-          1 cucharada con harina de avena (se pone o se quita un poco)
-          ¼ cucharadita con canela
-          4-5 gotas zumo de limón

Preparación

Se mezclan todos los ingredientes hasta obtener una crema fluida. Extiéndela sobre la cara utilizando un trapito suave y deja actuar 20 minutos. Al pasar este tiempo, lava la cara con agua tibia y seca la piel con una toallita presionando sobre la cara. 

Estas son algunas recetas de mascarillas caseras para manchas de acné pero no son las únicas. Existen muchas otras que nos ayudan en  combatir estas desagradables manchas que nos deja en la cara el acné, recetas que iré añadiendo a las ya existentes. Solamente hay que pasarte de vez en cuando por el blog para descubrir nuevas  recetas de mascarillas caseras para manchas de acné, mascarillas caseras para la cara, mascarillas caseras para el cabello, como cualquier otro tipo de mascarillas caseras.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Mascarillas caseras para la cara grasa




 Se sabe que la piel grasa es más propensa a la aparición del acné y por esto tenemos que utilizar mascarillas caseras que eliminan los aceites excesivos de la cara y la dejan sana y suave, proporcionando al mismo tiempo un nivel equilibrado del PH.
  

Recetas de mascarillas caseras para la cara grasa


1. Mascarilla casera de plátanos


Esta es una receta excelente para calmar la piel, eliminar el exceso de aceites de la cara y dejar la tez reluciente y tensa. Ten en cuenta que para prepararla se necesitan plátanos muy maduros y si no los tienes sería mejor dejarlos madurar bien.

Para esta receta necesitas:

- un plátano bien maduro
- 2 cucharas de miel (no importa el tipo de flores sino que sea natural y no de síntesis)
- un limón o una naranja (yo prefiero la naranja porque me gusta más el aroma)

Como la preparamos

En la licuadora se pone el plátano, las 2 cucharas de miel y unas gotas de naranja o limón. Se mezcla bien hasta quedar como una papilla consistente.

Se aplica sobre la cara donde se deja actuar durante 15 minutos. Después de este tiempo se limpia la cara con una toallita suave mojada al vapor o con agua fría.


2. Mascarillas de arcilla verde, para una cara grasa


Una de las mejores mascarillas purificantes es la mascarilla casera con bentonita o arcilla verde. Es una de las mejores mascarillas para la cara grasa que purifica y tonifica la piel limpia la piel propensa al acné.

Ingredientes

-1 cuchara de arcilla verde muy fácil de procurar en las tiendas especializadas o herbolarios
-1 cucharada de aceite de albaricoque
-3-4 gotas de aceite esencial de palmarosa - si no lo encuentras en los herbolarios en el internet lo hay a precios muy bajos

Preparación
Se mezclan los aceites de albaricoque y palmarosa y se añade unas gotitas de agua (no fría, calentita o tibia). Mezclar y añadir poco a poco la arcilla echando más agua para hacer una pasta que sea fácil de extender en la cara.

Aplicar la máscara y dejar que se seque aproximadamente 10 min. Mantenerla 5  minutos más y después quitarla lavando la cara con agua tibia y secar con una toallita suave.

3. Mascarilla casera para las caras grasas, con limón y huevo


El jugo de limón tiene un efecto astringente por los ácidos que incorpora lo que ayuda en limpiar la piel y dejarla bien suave en combinación con los otros ingredientes.

Ingredientes necesarios

-1 cucharada de jugo de limón
-2 claras de huevo
-3 cucharaditas de miel natural
-1 taza o vasito con fresas
- y si tiene algunos aceites esenciales favoritos, echar 3-4 gotitas en la mezcla

Modo de preparación

Limpiar las fresas, quitar los tallos y aplastar con un tenedor para quedar como un puré. Meter todos los ingredientes en la batidora, (incluso las fosas) y mezclar bien.
Al quedar como una papilla, es muy fácil extender sobre la cara donde se deja durante 10 minutos. Si le parece que puede mantenerla unos minutos más, no hay ningún problema.

Enjuague la cara con agua tibia y luego con  un poco de agua fría. El agua tibia quita los residuos y el agua fría cierra los porros de la piel.

Las Mascarillas Caseras



Ingredientes Para Mascarillas Caseras
Las mascarillas caseras son productos cosméticos naturales, que se aplican en una capa sobre las partes del cuerpo como la cara, los brazos, el cuello, el cabello, el escote o cualquier otra parte del cuerpo que queramos embellecer o tratar.

Utilización de las mascarillas caseras


Las mascarillas caseras tienen diferentes finalidades y diferentes usos, asimismo existen varios tipos de mascarillas como por ejemplo: - mascarillas hidratantes para las pieles secas, y las propiedades específicas de estas son las de retener el agua en los tejidos, - mascarillas exfoliantes, que tienen una consistencia suavemente abrasiva y tienen la capacidad de retirar o eliminar las células muertas de la superficie de la piel, - mascarillas caseras tonificantes para caras grasas que ayudan que la piel sea más elástica y más tensa lo que hace que las arugas disminuyen

Las mascarillas caseras y no solamente se presentan en diferentes aspectos y diferentes tipos que vamos enumerando en las siguientes líneas:

Tipos de mascarillas caseras


Mascarillas Caseras

Dependiendo de la textura que tienen y de los productos que incorporan, diferenciamos varios tipos de mascarillas como por ejemplo:

-mascarillas caseras en polvo son los productos compuestos en la mayoría de los casos por arcillas, sales y sustancias refrescantes y que para utilizarlas como mascarilla necesitan un poco de preparación previa.

-mascarillas solido-térmicas son mascarillas sólidas, con bajo punto de calentamiento y al calentarse tienen una textura elástica. Estas mascarillas tienen en su composición extractos de plantas ricos en elementos sedantes, antiinflamatorios y descongestivo.

-mascarillas caseras en pasta- tienen una textura pastosa y son fáciles de extender sobre las superficies del cuerpo como el cabello y la piel y llevan incorporados extractos de algas, sales, arcillas como también sustancias con efecto refrescantes

- mascarillas en forma de gel. Se utilizan para las pieles grasas y actúan reteniendo el agua en las capas superiores de la dermis. El efecto que ejercitan es de suavizar y tonificar la piel como también ayudar en refrescarla y tensarla.

Estas son las principales mascarillas que vamos a preparar en casa. Sin embargo, existen otros tipos de mascarillas como son comerciales, llevan varios compuestos que nosotras no vamos a utilizar.


Según las necesidades de cada una de nosotras/os, utilizaremos una u otra de las muchas recetas de mascarillas caseras que vamos a dejar en nuestras páginas (mascarillas con acción higiénica, estimulantes, aclaradoras, mascarillas tonificantes o de efecto tensor, purificantes, hidratantes, célulo-renovadoras).

Los tiempos de acción de cada una de las mascarillas hechas en casa depende del tipo de producto que utilizaremos como de lo que queramos conseguir exactamente, pero la mayoría de ellas tienen un periodo de acción de 15-20 minutos aproximadamente. Después de este tiempo, lavamos la piel con agua o leche tibia, utilizando una toalla suave o un guante de baño.